domingo, septiembre 24, 2017

Cuando un sumiso se estropea

Ama Blanca Fracaso
Cuando un sumiso se estropea siempre me queda un regusto amargo.
Qué ha podido pasar, me he equivocado yo o me ha engañado él desde un principio?
A  veces es inevitable, llevar el adiestramiento de forma natural siempre es arriesgado. Gana en frescura y veracidad, porque cuando no preestableces contratos, condiciones, palabras de seguridad, etc... experimentas el dominio de la forma más real posible, sin parafernalias ni pantomimas.
Pero esta maravilla tiene un precio. Y se paga.
Uno de los precios que hay que pagar es que hay que avanzar suavemente, al no estar todo pactado no se puede pasar directamente a ciertas prácticas, hay que dar dos pasitos adelante y uno atrás. Conocer al sumiso, observar sus reacciones.
Se le da una orden y se cronometra su rebeldía, tic tac tic tac... La cumple inmediatamente? Se resiste? Se niega? Eso nos dará la pauta siguiente, siempre midiendo y arañando el límite, siempre en la cuerda floja. Hay que probarlo hasta en las cosas más sencillas pues todo está en el aire, todas sus reacciones son inesperadas.
Se le dirige en una práctica sexual y se comprueba la dureza de su polla, ummmm la tiene a reventar, podemos seguir en esa línea, tensamos la cuerda, vamos más allá y observamos. Polla, ojos, sudor, corrida, gemidos, gatillazos, todo se valora. A veces se echa de menos libreta y boli y apuntar en directo. 
Hasta los castigos deben ser probados sin red, tanto los físicos como los psicológicos. Una humillación, un azote, un silencio pueden caer en un perrito de distintas formas y no hay otra forma de averiguarlo que probándolo en sus carnes.
Acción/Reacción.
Prueba/Error.
Adiestramiento en estado puro, sin más normas que la intuición y el sentido común. Sin manuales, sin protocolos, sin CONSENSO.  
Más bien sin consenso predeterminado, pues todo se va consensuando de forma lineal, en una curva cuya gráfica son colinas y valles redondeados. Sin picos abruptos, sin fosas abisales. Todo debe fluir  armoniosamente y toda la responsabilidad recae en la parte dominante. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Es un juego tan real como la vida y como  en la vida muchas veces solo hay una oportunidad para no cagarla de manera irreversible.
Compensa? A mí sí. La realidad siempre me ha resultado más atractiva que la ficción. Los éxitos tienen otro sabor,  tienen sabor a imperfección, a leche derramada en un condón, a gotas de sudor en la sien, a agujetas, tienen sabor a polla, a gayumbo, a voltereta en la cama, a pecho mal rasurado, a nervios... A hombre de carne y hueso. Y los fracasos tienen sabor a experiencia, a enseñanza, a cabezazos contra la pared y a risas.
Tanto se prueba a los sumisos que a veces se gastan antes de llegar a exprimirlos, a veces la cuerda imaginaria con la que los ato se tensa tanto que se rompe y se escapan volando como un globo  con el cordel colgando, libre pero sin rumbo. Son perdidas asumidas. A veces se pierden para siempre pero otras veces el viento me los devuelve mansos y entonces mi disfrute se multiplica. Cuando un insurrecto vuelve al redil con el cordel entre las piernas se me dibuja una sonrisa de hija de puta porque sé que las segundas oportunidades se cobran caras. 
En cualquier caso es mi juego, sé que un porcentaje se echa a perder por la idiosincrasia de los elegidos cuando no son sumisos convencidos y por la espontaneidad de mis actos, y lo acepto porque me gusta jugar con balas reales, aunque solo disparo a los pies para hacerles bailar.
Pero a veces el sumiso se echa a perder inesperadamente, sin estar sometido a ninguna presión y sin que lo vea venir. Esas veces la única responsable soy yo y gracias al último estropicio he descubierto el por qué.
Resulta que mi Zombie se fue hace unos meses y acaba de volver a España.
Cuando vi su mensaje mi corazón se llenó de júbilo, tenía muchos temas pendientes con él y su exilio se había alargado más de lo que esperaba. Durante el tiempo que ha estado fuera mi calenturienta mente no ha parado de fantasear con todo el partido que le iba a sacar. Desde que empecé a adiestrarlo se había comportado como el mejor sumiso. Discreto, servicial, disponible y agradecido. Yo había sido mucho más dura con él que con muchos de los sumisos confesos que me encuentro en la red. Implacable, altiva, exigente... Para mandarme a la mierda vamos. Pero el Zombie había respondido a mi desdén con un comportamiento sumiso innato. Esa era la razón por la que tenía tantas ganas de seguir adiestrándole y esas ganas fueron mi perdición.
En cuanto me dijo que ya estaba por aquí le pedí una foto:
- Ya era hora! Envíame una foto para ver cómo estás.
Y el cabrón me contesta en su rudimentario español:
- Foto tú.
Qué? Pero qué coño es esto?
Qué foto tú ni qué foto tú?
Sabes cuando ves un cachorro que es muy bonito y le das una chuche porque es tan mono que no se puede aguantar? Y enseguida te pide otra chuche y tú se la das porque pobrecito, está solo y no tiene a nadie que le quiera? Y a partir de ahí, aún sin pedírtelas, le das chuches de vez en cuando hasta que se vuelve un perraco malcriado, maleducado y enviciado a las chuches?
Pues yo me he pasado dos meses enviándole fotos sexys a mi Zombie y lo he echado a perder.

Conclusión.
A los perritos ni agua!
Y ahora a empezar de cero con éste.

Sí quieres recibir mis novedades


No te preocupes tengo para todos. COMPARTEME. ¡Gracias!

8 comentarios:

  1. Jajajajaaj, ay, que me parto tía.
    Llevo un rato riendo después de leerte y no puedo ni contestar. Te lo juro, pero riéndome a carcajada pura y dura.
    Demasiado corazón tienes rubia.
    Sácate el blog de notas y apunta, y de camino verás como le sacas alguna que otra utilidad más al material de tomar notas.

    Me encantas, siempre tan tú.
    Vaya con el zombie... ponle un bozal y atízale con el látigo, se lo merece.
    Ahora se porque es tan cabrón Mayo conmigo, imagina como soy, si me diera un poco de agüita, jeje..
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que cuesta educarlos y lo rápido que se tuercen XD.
      Anda ríete que este fracaso sabe a risas jejejeje.

      Eliminar
    2. Anda ya tontina...
      Es lo que tiene educar.
      Cuando te cuente la "peazo" corrección que Mayo me hizo hoy, te partes de la risa tú. Yo no sabia donde meterme, me siento como el culo y a Megan pocos le meten las cabras al corral.
      Naa... todos aprendemos en esto y quien no... se lo pierde. Jejeje...

      Eliminar
  2. tampoco es para tanto, solo te ha pedido una foto y ya sabes, contra el vicio de pedir...

    luego cuando lo veas le das cuatro palmetazos en los webs con una regla, y lo tienes varias sesiones sin descargar depués de que haya estado al límite y en la siguiente le haces que se corra sin llegar a ponerse duro y seguro que aprende,

    jajaja, vale que sí, que seguro que no es el método pero, unas risas nunca vienen mal,

    besos, con respeto, con muuuucho respeto,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le reconduciré más pronto que tarde, solo que ya lo tenía hecho y ahora tengo que empezar de nuevo.
      Por cierto, lo de las sesiones aún no sé yo lo que son :P

      Eliminar
    2. Cierto, antes era muy fácil, las sesiones eran de 5, 7, 9 y 11; pero ahora lo han complicado mucho :-p

      Eliminar
  3. Estimada AB, como siempre muy interesantes los temas y muy fluidas las formas.

    Es interesante eso de la educación o del adiestramiento. Creo que ambos convenimos que no existe ni lo uno ni lo otro, ni la educación ni el adiestramiento. Como mucho lo que sí existe es la adaptación mutua y la ganancia de confianza, más que nada en el sentido que se está tratando con gente medianamente cuerda y que ninguno le va a salir a otro con un martes 7 y que quizá en ciertas ocasiones se necesite un tiempo para romper algunos prejuicios propios, pero de ninguna manera se trata de un adiestramiento o una educación como se entiende en otras áreas. A no ser que educación/adiestramiento se quiera llamar al juego (que ambas partes buscan) y en ese caso coincido con llamarlo de esa forma.

    Aclaro esto porque en este modelo de vínculo rara vez se habla de la realidad detrás del juego y me parece que los términos del argot bedesemero pueden confundir a las personas ajenas a este mundillo.

    Creo que lo que casi nunca se dice es que una relación D/s es el resultado de la unión de dos personas que gustan relacionarse de esa forma y que cada uno de ellos hará exactamente y únicamente lo que le guste mientras le guste. Y que en este mundo las cosas funcionan igual que en el mundo vainilla, que las más lindas y los más lindos tienen más oportunidades que el resto, que las cuestiones de género siguen funcionando sin grandes cambios y que siempre existe la posibilidad de enamorarse del/de la compañer@.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La jerga y las metáforas a parte de poéticas son un medio rápido para entenderse o para visualizar situaciones y sentimientos. Si tuviera que entrecomillar cada palabra susceptible de malinterpretación creo que el texo sería insufrible.
      También creo que por mucho que explique mi forma de actuar cada cual la interpretará de una forma, adaptándola a sus vivencias y a sus gustos o disgustos. Y eso también es enriquecedor.
      Besos

      PD: Yo me "enamoro" de todos "mis" "perritos", faltaría más XD.

      Eliminar