martes, agosto 08, 2017

Polvos a 20 duros.

En mi perfil de twitter no sigo a mucha gente pero sí muy variada. Algún sumiso que me cae bien, alguna Ama que lo mismo, activistas de relaciones liberales, feministas, desconocidos que han llamado mi atención, escritoras, artistas de cómic y prostitutas entre otros.
Es por eso que me enteré de que no hace mucho se había celebrado el día internacional de las trabajadoras sexuales. Es un día que aprovechan para reivindicar sus derechos como trabajadoras y exigir una regulación que las proteja, pero que acaba siempre con las mismas disputas entre los que defienden la prostitución y los que la condenan apelando (los más comedidos) a que nadie podría ejercerla por propia voluntad. La verdad es que entre los que intentan salvarlas y los que las condenan, estas mujeres acaban hasta los cojones y con razón.
Cuando de niña aprendí a usar el diccionario una de las primeras palabras que busqué fue PUTA. Aún recuerdo la definición que venía en el diccionario escolar.
"Mujer que comercia con su cuerpo"
Era un poco ambigua, porque en casi todas las profesiones se utiliza el cuerpo de una forma u otra.
Ahora acotan más su significado.
"Mujer que mantiene relaciones sexuales a cambio de dinero"
Si te pones a hilar fino todos somos prostitutos/as, solo hay que cambiar "dinero" por la moneda adecuada: Casa, coche, compañía,hijos, estabilidad, placer, estatus...
Las prostitutas profesionales me parecen las más honestas junto con las vocacionales. Entiéndase vocacionales como "Mujeres que mantienen relaciones sexuales a cambio de placer". Es un ojo por ojo, la ley más justa que jamás ha existido.
Relaciones sexuales a cambio de algo. Todo en la vida se puede reducir a una transacción mercantil, todos de acuerdo pues adelante.
Pero muchas veces los contratos son fraudulentos de inicio o se corrompen por el camino. Y muchísimas veces una prostituta vocacional termina follando por obligación, por cobardía y por dinero. Muy poco dinero, normalmente la tarifa es un sitio donde dormir, un brazo al que agarrar en las fiestas patronales, una figura junto al sofá mientras se cena cara a la tele, etc...
A veces las veo y las reconozco. Son numerosas, algunas son silenciosas, llevan su condición como un estigma, resignadas a una vida de servicio y sacrificio, una mentalidad de la Edad Media que les dice que aquí estamos de paso pero que además hemos venido a sufrir, el miedo es su característica principal. Miedo a la independencia, a empezar de cero y la cobardía a vivir. Otras son más escandalosas, organizan eventos y buscan satisfacción siendo las perfectas anfitrionas, mostrando lo perfectas que son en su perfecta casa, con su marido perfecto mientras por la noche duermen solas. Nunca se quitan su careta en público, la hipocresía es su seña de identidad. Solo ellas conocen su tristeza y sus miserias, morirán con ellas ocultas y las negarán ante San Pedro aunque les impida el paso por mentirosas. Otras son pequeñas urracas, cobran sus polvos a golpe de Visa, acumulan ropa, zapatos o joyas. Peluquería, retoques estéticos y cremas faciales que no logran ocultar su amargura bajo la capa de maquillaje. Parchean su vida con pequeños objetos materiales y la superficialidad es su marca.
Todas ellas están perdidas y atrapadas en sus vidas de mentira. Vendiendo su cuerpo, su presencia y su compañía por 20 duros. Esclavas de ellas mismas 24/7.
Las conozco bien, a todas. Les cabrea cualquier disidente, cualquiera que intente vivir una forma de vida diferente a la que ellas se han condenado a vivir. Condenan sexualidades alternativas, mentes alternativas, estéticas alternativas y todo lo que huela a libertad. Les cabrean hasta los anuncios de televisión en los que se ve gente feliz. Y cuando estás cabreada y mal follada no puedes aportar nada bueno a nadie. Las conozco bien porque fui una de ellas. Por eso las animo a quitarse las caretas, a quemar la cena, a vender las joyas y comprarse una moto, a mirarse de frente y reinventarse. Señoras, de esto se sale.

NO MÁS POLVOS A 20 DUROS.

A esas PUTAS es a las que hay que ayudar, regular y salvar.

No te preocupes tengo para todos. COMPARTEME. ¡Gracias!

9 comentarios:

  1. Que buenísimo Ama Blanca.
    Vaya definición de tres estereotipos básicos de persona, en su condición de mujer, en este caso.
    Ya que también los hay en versión hombre.

    Estoy de acuerdo contigo en marcar la "diferencia".

    Últimamente es lo que hago en todos sitios, ya que no soporto esta vida anodina, encorsetada, aburrida...

    Me ha gustado mucho leerte.
    Pásate por el mio si te apetece
    y me das tu opinión.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, otro día hablaremos de los putos y su precio. Barato barato también...
      Decir estas cosas y vivirlas también tiene un precio y tarde o temprano habrá que pagarlo.
      Me pasaré por tu blog, a ver qué tienes que decir :)
      Saludos

      Eliminar
  2. bufff, que cantidad de sentimientos encontrados me causan las señoras Putas,

    por una parte pienso que algunas Putas deberían estar prescritas por la Seguridad Social, porque tienen más empatia que algunos psicólogos y causan menos efectos secundarios que los antidepresivos,

    pero por otra, me causó una tristeza infinita la última vez que vi a chicas muy jovencitas -casi niñas- con unos cuerpos con los que ni me atrevo a soñar, casi desnudas en las cunetas de la carretera Junquera-Francia, de espaldas para poder enseñar el culo pero intentando que se les viera también la cara,

    besos con respeto,

    c,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, un trabajo peligroso y sin seguridad social, ni paro, ni vacaciones, ni baja por enfermedad.

      Eliminar
  3. Una buena metáfora del precio que se paga por vivir. Es más evidente en algunos casos, pero está presente en todos, o en casi todos.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  4. Cuerpazo, Ama Blanca.
    Entre el cuerpo y el fondo, vaya foto de cartel publicitario profesional.

    En cuanto al escrito en linea con la foto y con su habitual nivel. Si necesita vivencias de putos en los que inspirar la segunda parte del escrito, como le he comentado por otra parte, aqui tiene un ejemplo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primer paso es reconocerlo.
      Se aceptan testimonios de putos, muy baratos y muy rastreros...

      Eliminar