lunes, enero 09, 2017

Historia de un Adiestramiento (1)

He sometido a mi nuevo perro a su primera prueba y no la ha superado.
Que tú estarás pensando, a ver que le ha hecho la puta loca pervertida ésta al pobre chaval... Pues ahora verás.
Lo primero que hice (lo hago siempre que tomo un sumiso en seria consideración) fue enviarle un correo con mis condiciones. Éste correo suele ser muy simple y escueto. Pero entre tres o cuatro normas tontas y la orden de hacerse alguna foto concreta, se esconde la clave de mis deseos y una exigencia imprescindible para empezar el juego. Porque como siempre digo éste tipo de sexualidad para mí es un juego. Un juego de rol donde yo soy el Máster, dicto las normas y las reglas, y decido quien está preparado para entrar en batalla y quien se queda en retaguardia. Sólo que en lugar de dragones, espadas, trolls y ninfas en éste juego hay Ama y sumisos. Las pruebas de valor y lealtad se superan día a día y las batallas se libran en la cama.
Mi querido Mario aceptó mis condiciones en 3,5 segundos. Probablemente con más sangre en la polla que en el cerebro. Que no es que me moleste, en ciertos momentos incluso lo prefiero pero cuando estás "firmando" un acuerdo es mejor leerlo con detenimiento y valorar si puedes o quieres cumplirlo.
En este correo no especificaba el diámetro del dildo que se tenía que calzar, ni cuántos azotes debía soportar, ni si la lluvia dorada sería una práctica habitual o si le humillaría, insultaría, escupiría...  El primer punto y más importante e imprescindible era:

  • Las normas básicas de mi juego son la pasión y la honestidad. Si muestras desinterés o me haces perder la confianza en ti daré el juego por terminado inmediatamente.
OBVIO.
Para hacer el tonto tengo miles de perritos callejeros, no dan trabajo y solo tengo que chasquear los dedos al pasar.

La otra exigencia de obligado cumplimiento para mis sumisos fijos es :
  • Te harás una analítica completa de enfermedades venéreas.
OBVIO.
A ésta Puta le encanta jugar con la leche de sus perros y el que seamos unos viciosos no significa que seamos unos inconscientes irresponsables. Para mi tranquilidad y la de mis perros, ésta es una de mis condiciones ineludibles.

Y como he comentado había además dos o tres chorraditas, te haces una foto así, quiero que me llames asá, y poco más.
El que su foto tardara dos días en llegar ya me hizo pensar que no era oro todo lo que relucía.
Porque no olvidemos que Mario llevaba más de un año ofreciéndome sus servicios, después de tanto tiempo ansiando servirme, hacer esperar al Ama en una cosa tan tonta y fácil de cumplir no pintaba bien, pero bueno... Lo dejé pasar y ese fue mi primer y último error como Dómina con Mario.
Después de la foto pasaron unos días de festivales, villancicos, compras, odiosos espectáculos infantiles... en los que Mario  intentó quedar conmigo ofreciéndose para cualquier servicio como acostumbraba hacer.
Cuando tuve la agenda más libre y previendo que podría estrenarlo en unos días le dije que empezara a guardarme su leche. Prohibido tocarse hasta nuevo aviso, le quería excitadísimo para nuestro primer encuentro. Me lo imaginaba corriéndose al primer contacto y castigándolo a pasar su lengua por mi coño durante horas para compensar su osadía. O de chófer, paseándome por toda la ciudad mientras le dejaba ver por el retrovisor como me masturbaba, dándole a chupar mi dedo impregnado de mí. O de pie desnudo, sujetando una bandeja con condones mientras yo me follaba a mi marido, o a mi negro, o quien fuera, mientras esperaba turno, mientras yo decidía cuantos masajes debía darme antes de ni siquiera pensar en follarme. Se me ocurrían miles de variantes, a cada cual más guarra. 
Un día, antes de organizar la guarrada del siglo le pregunté:
- Te has hecho la analítica?
Respuesta:
- Es que he estado muy liado con trabajo y tal.
Hala! Uno menos.
- Puedes pajearte, prueba no superada.
Me dio las gracias, le bloqueé y creo que aún no se ha enterado de que hemos terminado. Así que Mario, si lees esto y te queda alguna duda, que sepas que eres libre, que ya no soy tu Dueña y que te adiestre tu puta madre.
Han sido sin duda los preliminares más largos de la historia de FemDom y el adiestramiento más corto y cutre del mismo.
Mis disculpas por las expectativas creadas, lo malo de las historias reales contadas en tiempo real es que a veces salen mal.
Pero cuando salen bien son la OSTIA.

Así que seguiremos buscando perro.

No te preocupes tengo para todos. COMPARTEME. ¡Gracias!

22 comentarios:

  1. Es lo que tiene, fiu, fiu, la realidad supera siempre a la ficción en estos temas.
    Rubia eres la ostia. Jejj.

    ResponderEliminar
  2. Me parece que tus peticiones son muy razonables. Si no las cumplen, fuera. Así de sencillo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Si a la primera de cambio ya se hechan atrás,mal.El mar está lleno de peces...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tanto el echarse atrás como el no tomarse las cosas en serio. Y para mi este juego es muy serio y ya sabes... Lo quiero todo ;).

      Eliminar
    2. Si no te tomas el sexo en serio,mal....

      Eliminar
    3. Perogrullada pero parece que para algunos no.

      Eliminar
  4. jajajjaja perdón que me ría querida pero hay tantos perros que quieren y no tienen un par de cojones para nada. Además tú eres demasiado ama para tan poco chucho suelto que piensa que una orden es una opción. Como siempre ,un placer leerte...besitosss

    ResponderEliminar
  5. El valor de un soldado no se conoce hasta que entra en combate.
    Sin pretender hacer leña del árbol caído, lo siento por él, por lo que se pierde, y lo siento porque la Reina no haya encontrado a un perro digno de ella.
    Aquí seguiré, esperando que la Reina se digne a señalarme y me diga "te toca" para ponerme a prueba.
    Quién sabe si yo también saldré corriendo a la primera de cambio... Lo que es seguro es que me arrepentiré toda mi vida si al menos no lo intento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las oportunidades son para los valientes (y constantes).

      Eliminar
  6. Lo sé y me alegro que así sea.
    Seguiré intentando dar lo mejor de mí para conseguir mi oportunidad.

    ResponderEliminar
  7. Lo del análisis, puede que de un poco de corte, pero el premio por superar la prueba vale la pena. Seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que si tienes 15 años y se lo tienes que pedir a tu madre sí. Pillar un poquito de sífilis... eso si que mola y no da nada de corte.
      Ah! Comprar condones también da un corte....

      Eliminar
  8. Por mi parte, en cuanto me lo pida la Reina, corro a pedir cita ;-)
    Lo de los análisis no es nada del otro mundo. Estoy seguro que Ama Blanca tendrá pensado para su esclavo cosas mucho más "vergonzosas para vergonzosos" que habrá acatar sin rechistar si se quiere disfrutar del sabor de su placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uffff si supieras la de mierda que pasa por mi cabeza cuando estreno sumiso... Y soy muy tímida jejejejje (de verdad).

      Eliminar
    2. Menos mal que eres tímida, jajajaaja... Que si no...
      Deseando saborear toda la mierda que se pasa por tu cabeza.

      Eliminar
    3. Muy tímida y muy educada. Aunque diga polla y mierda, lo que pasa es que las pollas son pollas y las mierdas son mierdas, y el pan pan, y el vino vino XDDD

      Eliminar
  9. "Las oportunidades son para los valientes (y constantes)"
    Norma numero cero-

    ResponderEliminar