lunes, diciembre 19, 2016

Lanza partida: Pajilleros.

El concepto de pajillero está desvirtuado.
La gente suele confundir o equiparar a personas con comportamientos deleznables con perritos pajilleros, metiéndolos a todos en el mismo saco.
Una cosa es un tío que para conseguir un polvo raro, exótico, algo de sexo más emocionante que el que tiene en casa o incluso sólo unas palabras sucias que le ayuden a vaciar los huevos, te cuenta una serie de milongas que no se las cree ni su puta madre. Estos pesados y aburridos, poco menos que prometen amor verdadero de película disney en la segunda frase y suelen terminar solos o con una angina de pecho por el estrés que les provoca mantener mentiras y dobles vidas ocultas. Ocultas tanto para la pareja convencional como para el Ama engañada.
Les iría mejor si honestamente plantearan pasar un buen rato, o unos días de lujuria de vez en cuando, pero eso sería tener cojones. Sí, mucho mejor les iría... Porque os confieso que a las mujeres nos gusta el buen sexo tanto o más que a los hombres, y no nos hace falta para follar que se nos declare un príncipe azul lamedor de botas ni que nos salven del dragón. Nosotras sabemos cabalgar dragones y somos igual o más guarras que los caballeros andantes (yo diría que bastante más). Siglo XXI señores, vamos a disfrutarlo.
Bueno, pues a esos ni agua.
Pero luego están los pajilleros.
No sé que problema hay con ellos ni por qué se les trata despectivamente.
A mí siempre me han gustado los perritos pajilleros.
De vez en cuando me llega una foto o un mensaje, respetuoso en extremo, con cierto pudor incluso... "No sé si debería, no sé si le molesta... Así me pongo cada vez que..."
a) Leo sus historias.
b) Veo sus fotos.
c) Hablo con Usted.
d) Me imagino a su servicio.
e)...
Esos son los más osados. La mayoría leen, miran e imaginan en silencio, solamente delatados por el elevado número de visitas que tienen los post más guarros o gráficos.
Mis queridos pajilleros, ellos son el alma de Internet. Con sus corridas, alimentan nuestros blogs, nuestras webs, nuestras redes sociales... Su esperma es el maná del ciberespacio.
Imaginarme a un hombre solitario, a cientos o miles de kilómetros, al que no conozco ni conoceré nunca, con la polla en la mano sacándose la leche mientras lee una de mis vivencias o ve una de mis fotos, me llena el corazón de ternura y el coño de humedad.
Si yo fuera una Diosa (ejem...) pasaría de corderos degollados y de inciensos quemados.
A ésta Diosa, la mejor ofrenda que se le puede hacer son largas e intensas corridas.
Y si eso no es poder.
Si eso no es magia.
Que baje Dios (si es que existe) y lo vea.

No te preocupes tengo para todos. COMPARTEME. ¡Gracias!

19 comentarios:

  1. Gracias por este post. Sinceramente a veces a uno le da algo de vergüenza reconocer que hace lo que usted dice, masturbarse viendo su blog, e imaginándose ante usted. Y comparto con usted que estas pajas son en muchas ocasiones el alma de internet, pero a veces -y en esto hablo de mi- creo que soy un cobarde por quedarme en estas pajas y no plantearme ser un sumiso de verdad, con un Ama de verdad, de carne y hueso. Y por cierto, me encanta que usted disfrute también imaginando un sumiso dándose placer solitario, me alegra que los pajilleros como yo le hagamos feliz a usted también. @sumisopepa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener fantasías es lícito y saludable. Quedarse en ellas también. Intentar realizarlas es una opción que sólo tú debes valorar y decidir. No creo que seas cobarde, simplemente no son lo bastante fuertes como para pasarlas al plano real, con todas las consecuencias que eso implica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Sí. me he pajeado mucho con Ama Blanca, sus fotos y textos.
    E intuyo que con la foto de este post sucederá de nuevo, pues ya me imagino arrodillado adorando con la lengua...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juassss esto parece una terapia de grupo. Querido Jorge, has captado perfectamente el objetivo de la foto del post. Un regalo para mis queridos pajilleros. Que la disfrutes.

      Eliminar
  3. Incluso en nuestras propias bajezas el ser humano necesita comprensión y que le sea devuelta su dignidad... En el tema que tocas, hay hombres con muchos momentos de soledad... Y en parte por eso algunas escribimos, y nos entregamos en ello, a ellos, que son el alma del internet más común aunque no Todo el mundo se envalentone a admitirlo.
    Rubia, me gustó como lo contaste, mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una nueva generación de Dóminas. Abanderadas de las almas incomprendidas y defensoras de los vilipendiados. Todo tiene su punto romántico y su factor humano. Detrás de cada pantalla hay alguien.
      Besos

      Eliminar
  4. Beso la foto una y otra vez, lascivamente, desnudo, y...

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué buena eres Ama Blanca! Todos y todas somos pajilleros, digamos lo que digamos. Así que tiene que ser algo común y digno.

    Besos y felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no te quedas ciego eh?
      Felices fiestas para ti también.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Sorprendre,positivamente, leer esta visión sobre los pajilleros.No porque no existan (los pajilleros,o las mujeres que piensan asi),sinó por el valor de expresar un respeto,admiración,comprensión a los pajilleros como yo que disfrutamos a nuestra manera el sexo.Y sí,somos muchos los casados que nos declaramos pajilleros fantasiosos,que disfrutamos con blogs como este (lo descubrí a raíz del perfil de twitter,y le felicito por él,mi señora),y que realizamos,cuando podemos y clandestinamente,nuestras fantasias para amenizar la aburrida y rutinaria vida sexual de casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y bienvenido, la gente sencillay honesta es mi debilidad.

      Eliminar
  7. Amiga, me has hecho pararme a pensar. He tenido una época en la que los pajilleros me llenaban de orgullo, otra en que los detestaba, ahora navego entre una cosa y otra, pero lo que me ha quedado claro es que un pajillero sincero, ese que no promete, que solo se corre en tu honor y te hace sentir como una Diosa, ese merece todo mi respeto.
    A partir de ahora pensaré un poquito más en ellos cuando cuelgue alguna foto en mi blog ;)

    ResponderEliminar
  8. Me alegro Ama Láctea, siempre me ha parecido que se confunde pajillero con mentiroso. A mí lo que me molesta son los que dan la tabarra y se tiran en plancha al suelo en la primera frase cuando en realidad quieren un rato o unos días de entretenimiento sexual. Pero un perrito pajillero que busca un rato o unos días de entretenimiento sexual y tiene los cojones de plantearlo o de hacerlo sin molestar? Eso vale un imperio (y son los más fieles lectores).
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Como te comenté hace unos días, voy a comentar algunos de tus post.

    Qué mejor que empezar por este, ya que me siento identificado con lo que has descrito y, hasta cierto punto tremendamente halagado por haberte acordado de nosotros.

    Sin duda yo soy uno de los que te refieres como los que "leen, miran e imaginan en silencio, solamente delatados por el elevado número de visitas que tienen los post más guarros o gráficos".

    Sí soy de los que leo tus entradas imaginándome cómo sería estar contigo. Resulta excitante leerte mientras mi polla se va cada vez poniendo más dura, mientras se desarrolla una lucha en mi interior. Por un lado está mi deseo de correrme ante tanta excitación y por el otro imagino que tengo que complacerte como ama, relegando mi placer a un segundo plano mientras imagino cómo puedo servirte. Una lucha que puede durar horas pero que siempre termina con un gran orgasmo y mis huevos vacíos. En ese momento me siento un poco humillado y preguntándome si habría sido capaz de satisfacerte antes de haber terminado yo

    ResponderEliminar
  10. Respuestas
    1. Pues tiene razón el Ama Blanca. Al volver a leer la primera frase me he dado cuenta de lo mal que está escrita.

      Eliminar
    2. El inicio invita a ignorarte, sin embargo me ha gustado mucho como te expresas después. O sea, me ha sorprendido gratamente.

      Eliminar
    3. Gracias Ama Blanca. Es cierto que me cuesta abrirme, pero cuando me siento con confianza la gente dice que acabo sorprendiéndola para bien.

      Eliminar