martes, mayo 24, 2016

Los ASUSPIES

No tengo especial interés en la adoración de pies. Prefiero que se laman otras partes de mi cuerpo. 
Sin embargo cuando alguien dice estar a mis pies ... "a sus pies, Señora"  un cúmulo de sensaciones y sentimientos me invaden. 
No es exactamente el sentido literal de la expresión lo que más me emociona, aunque tengo que reconocer que me sugiere que el sumiso empequeñece con el único propósito de que su Señora pueda lucir más grande, más alta, más digna. Se agacha hasta la altura de los pies para que su Diosa pueda brillar, incluso se inclina para que en un momento dado, Ella pueda usarlo de banqueta para elevarse aún más. 
Me sugiere devoción y entrega. 
Casi es romántico, casi puedo ver una reverencia, una capa tirada en un charco para que esos pies no se mojen con el agua sucia, un duelo por mi honor, un morir de Amor... 
Por todas esas imágenes maravillosas y ese sentimiento de profundo respeto que me evoca la frasecita de marras es por lo que me revienta  que se use a diestro y siniestro en cada correo, wasap o sms que se me envía. 
Se han devaluado los asuspies hasta el punto de no valer una mierda, los han despojado de todo significado.

No conozco a ninguna Ama que no opine de manera similar y que no esté hasta los cojones de oir coletillas de este tipo, que a parte de dejar en evidencia la originalidad del interlocutor demuestran  poco respeto a la inteligencia de la Señora. 
Ya nadie muere por Amor, pero no te pongas a mis pies hasta que no estés dispuesto a morir por mí. 
Porque si te postras gratuitamente es posible que acabes pisoteado por ellos con el mismo poco respeto con el que lo has soltado. 
Así que a partir de ahora, cada vez que alguien use el "asuspies" con ligereza, menospreciando su significado y rebajándolo a una vulgar fórmula de cortesía barata, será automática y

definitivamente eliminado de cualquier oportunidad de contacto conmigo. 
Por qué? 
Porque puedo.

No te preocupes tengo para todos. COMPARTEME. ¡Gracias!

7 comentarios:

  1. Una entrada preciosa y que comparto el pensamiento, son tan gratuitos con las palabras que la denigran no otorgándole el valor que merecen. Por mi parte creo que una inclinación de cabeza muestra más respeto que esa palabra dicha por un desconocido ingrato. Por cierto, una pedicura preciosa con un tatu significativo ,besitosss y un placer leerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A sus pies
      Siempre suyo
      Como desee
      Usted manda
      .
      .
      .
      Anda ya, ser siempre mío no es gratis.
      Por cierto el tatu es a boli jejeje.
      Besos guapísima!

      Eliminar
  2. Cierto Señora, pero... que placer poder decirlo con esa profundidad de sentimientos que Usted tan bien describe en este post... y también... que placer ser pisoteado como un gusano por esos preciosos pies.

    ResponderEliminar
  3. Pues no sé de quién serán los pies de la foto, pero me los comería enteritos Ama Blanca.



    ResponderEliminar
  4. Querido espartaco, ese es otro tema, que lo cortés no quita lo valiente.
    Y otro tema también sería el si yo te permito ese privilegio je.

    ResponderEliminar
  5. Señora Ama Blanca, permítame escribirle explicando lo que este necio sumiso entiende por un A sus pies. Para mí, que no soy realmente ejemplo de nada y menos de sumision por cuanto soy poco más que un simple aprendiz de BDSM deseando recibir lecciones de una Dominante instruida y experta, pocas cosas hay en este mundo más bellas que ponerse literalmente a los pies del Ama, reflejo de confianza y absoluta entrega. Nada hay mas cierto y me permitiría decir más bello que el Ama te permita arrodillado rendirle tan noble tributo de sumisión siendo sus pies la expresión de su Alma dominante y, por extensión, la de un alma sumisa, empequeñecida en el tributo ante las bondades de la Señora que te permite rendirle tal pleitesía.

    Por tanto, y aún a riesgo de parecer impostado, permítame ponerme justo ahí, en el lugar donde sólo el realmente sumiso puede sentirse el más feliz de los mortales.

    Suyo, Marcelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí lo expones de esa forma no tengo más remedio que tomármelo a bien. Como sabes me refiero a las coletillas que no vienen a cuento.
      Saludos

      Eliminar