miércoles, diciembre 09, 2015

DECALOGO DE LA BUENA AMA

Nada peor para una pésima autodidacta como yo que tenerse que buscar la vida en Internet.
Empiezas con mucha ilusión y poco a poco te vas desinflando. No hay academias,  ni educación reglada, ni profesores titulados. Saltas de blog en blog,  de foro en foro. Todo el mundo parece estar en posesión de la verdad absoluta y tú empiezas a suplicar por un libro en el que sentar tus bases, pero un libro de esos de verdad, de esos que alguien con mayor o menor acierto se ha leído y ha pensado que resulta conveniente publicar, en PAPEL.

Pero nada,  muy poco vaya.
Sigo buscando y yo, que tengo la inocencia en algunos aspectos intacta caigo en la trampa y empiezo a confiar en que la gente  que se aventura a sentar la cátedra de lo que debería ser una buena Ama se ha documentado o mejor aún, han tenido una vida tan plena de experiencias que sabe exactamente como te sientes y que debes hacer con la tuya. Yo es que me lo creo todo. Totalmente vendida, empiezo a acatar pequeñas normas,  siempre tacones, siempre impecable,  siempre segura... Continúo complicandome un poco la vida,  nunca desnuda,  unos azotes  por aquí, un insulto por allá. Todo sea por ser una buena Ama... 
Y a la que te descuidas acabas siendo una caricatura de ti misma, vestida de cuero, sentada en la cara de un tío y con un látigo en la mano mientras piensas, esto es un puto rollo pero que buena Ama soy.
Por eso, desde mi propia experiencia y mi verdad absoluta me atrevo a escribir mi breve decálogo totalmente personal y transferible de la buena Ama.
Punto 1:
Una buena Ama hace lo que le sale del floro.
Fin
Que te gusta retorcer huevos,  te coges tres o cuatro tíos en fila y que vayan pasando.
Que te gusta la leche,  te los pones en círculo y que vayan pajeandose para ti.
Que te hace ilusión tener una mesita humana para apoyar tus divinos pies, adelante.
Que te gusta tenerlos castrados sin correrse un año,  tu misma.
Todo vale, solo tienes que encontrar a la persona adecuada, la TUYA . Y te está buscando.

No te preocupes tengo para todos. COMPARTEME. ¡Gracias!

4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, Señora (no puede ser de otra manera)

    ResponderEliminar
  2. Sin embargo es realmente fácil olvidarlo. Por ambas partes.

    ResponderEliminar
  3. Nunca con tan poco se dijo tanto... Amén

    ResponderEliminar
  4. Muy cierto, no hay una forma exclusiva para ser Domina, ni tampoco para ser sumiso. Hay millones de formas como millones de personas que practican BDSM. Como siempre sus reflexiones me parecen muy acertadas Diosa Ama_Blanca

    ResponderEliminar