martes, noviembre 17, 2015

BENDITA CRISIS

El cambio de dígito siempre nos afecta de alguna forma.
Te hace plantearte dónde estás,  que te falta,  hacia donde vas.
A los 30 estas cuestiones suelen estar relacionadas con trabajo,  crianza,  pareja.
A los 40, con ciertos temas biológicos y económicos resueltos, las cuestiones son más profundas.  Quién soy,  qué quiero,  YO.
Si consigues parar el tiempo y dedicarte a ti, a investigarte, a potenciarte, quizás un día descubras que estás más guapa que nunca,  que caminas más altiva,  que la 40 es la nueva 38 y te sienta mejor.
Que,  como Uma Thurman cambias tu look ojeroso, delgado y moderno por unas curvas y aspecto saludable y de bien follá irresistible.
Que conoces tu cuerpo,  tu mente y tu morbo,  sabes lo que te gusta y cómo te gusta.  Sabes pedir,  enseñar,  exigir.
Y entonces, en plena crisis,  mientras la mayoría de los hombres se compran deportivos rojos,  se tiñen las canas y se van de putas, tú, renaces de tus cenizas y te conviertes en LA PUTA REINA.

No te preocupes tengo para todos. COMPARTEME. ¡Gracias!

2 comentarios:

  1. Lo importante es mejorar como persona y ser mas feliz. La vida es una constante evolución. Muy sabia Diosa Ama_Blanca

    ResponderEliminar