domingo, agosto 20, 2017

Amores de verano por encargo.

Hoy estreno otro bikini de "ir a Ibiza nunca". Otro verano que me quedo en tierra firme en esta playa vulgar y corriente. La playa donde venía con mis tíos cuando era una cría. El fin del mundo entonces y el culo del mundo ahora. Otro verano que me pierdo TODO.
No podré ver el Sol desaparecer por el mar al ritmo de tambores. Y es que aquí en Levante, el Sol se empeña en ponerse tras las montañas, un día tras otro.
No podré ser gente guapa, vestida de blanco y con pulseritas Hippies. Ni hacerme trencitas en el pelo.
Ni podré enrollarme con un guiri alocado.
Ni hacer topless, ni ser bohemia.
No podré emborracharme a deshoras ni bailar en la discoteca de moda.
Ni fingir ser alguien que no soy.
En esta mi playa solo soy yo, mi bikini me lo recuerda: Aunque la mona se vista de seda... este año no vas a Ibiza.
Y entonces aparece él, con su bronceado perfecto y su tatuaje mahorí en el brazo. 
No debe ser de la zona porque infla pecho orgulloso, como si la pasarela cutre de madera fuera la Cibeles. Aún no debe saber que esta playa es el culo del mundo. La playa de la tía Mari.
Extiende la toalla cerca de la mía y al agacharse su culo queda en mi campo de visión. Nada, que una no puede estar tranquila.
Horror, un brillante en su oreja me deslumbra. Pero de dónde ha salido este tío?
Moreno y alto, tiene el pelo largo y ondulado, recogido en una coleta. 
Ahora empieza a ponerse aceite bronceador por el pecho.
Donde se creerá que está... Yo se lo diría, en la misma playa en la que estando con el tío Enrique tuve un ataque de apendicitis hace 30 años. Aquí no hay que untarse sensualmente, si acaso hay que  desenterrar una sandía y merendar debajo de la sombrilla.
Aquí no sirven gintonics de London Dry en el chiringuito. Solo polos, de naranja o crocanti.
Pero nada, él sigue a lo suyo, ajeno a mis pensamientos, ya está bien untadito y se tumba a tostarse, a ver si ahora me deja tranquila con mi cabreo infantil, mi tupper de fruta y mi tenedor de plástico.
Lo que faltaba, para hacerse más el interesante en lugar del móvil saca un libro.   
Desde luego he ido a caer en el peor sitio de la playa. Cojo el bote de crema solar, factor 50 como Dios manda y empiezo a extenderla en abundancia, sin chorradas, con rabia...
Qué hace ahora? Me mira, me mira con descaro y por si fuera poco levanta las gafas de Sol para agudizar la vista. 
Socorro, se ha puesto en pie y viene hacia mí, qué querrá el ridículo este? Cutre, creído...
Sin duda es italiano, ese aspecto agitanado y esa sonrisa melosa, esos dientes perfectos.
-Te ayudo? - me dice el guiri en un español perfecto y  acento valenciano.
Vaya.
Ya me he vuelto a enamorar.
Ya le pueden dar por culo a IBIZA.


Vaya mierda de relato me ha salido, quería transmitir que no importa dónde estés si no con quién y que todas esas chorradas se pueden hacer en Ibiza y en Minglanilla, pero creo que no lo he conseguido.  También quería no poner tacos, casi casi... Ya en casa le digo a mi SEO particular que me dé su opinión.
- Eres muy distinta cuando escribes tus cosas a cuando escribes para otros.
- Ya lo sé, muy distinta y muy chunga. Le van a dar por culo al concurso.

Menos mal que tengo un montón de cosas mías que contar pero dejaré pasar esta semana para ver si cuajan porque la semana pasada tuve muchos saraos y las tengo en stand by. Tengo pendiente el polvo con Kendi. También una entrevista con mi aspirante a esclavo doméstico. Que de esclavo nada, porque es una lianta vaga travestida que sólo quiere venir dos horas a la semana y me da a mí que en vez de limpiar va a estar dale que te pego a la sin hueso las dos horas. Tengo un joven con una paciencia infinita y muy buena pinta atento, esperando la primera cita. Y más ofertas que en el Lidl. Esos sí que son mis #AmoresDeVerano.






martes, agosto 15, 2017

Qué pasó anoche?

Que tal? Cómo  estás? Y la familia? Y las vacaciones?.... Esas amenas conversaciones que se tienen con los amigos...

AB  : Ama Blanca
EPN : Especialista en Pollas Negras
AB  : Anoche vi a Kendi 😏 (1)
          Te cuento? 🙈
EPN : Mmm yes please.
           Dispara.
AB  : Muy fuerte...
          Bueno, te adelanto que fue un primer contacto, que no quiero crearte
          demasiadas expectativas.
EPN : Lo sé.
          Está bien.
          Lo mejor está siempre en las cosas sutiles.
AB  :  Salí con mi marido a tomar una cerveza.
          Y bueno... Estuvimos bastante rato en un centro comercial lleno de cafeterías y tal.
EPN : Sí.
A.B :  Estaba dudando en si citar a un perrillo que acaba de conocer pero me daba pereza,
          quería estar tranquila hablando de la vida :P.
          Y cuando ya nos íbamos a cenar me dice, Kendi viene en 15 minutos.
EPN : 😮
           A boca jarro.
AB  : Sí, sí, a mí no me gustan las sorpresas pero ya me estoy acostumbrando.
          Total, que digo, vale. Y a esperar a Kendi, por lo visto llevaban toda la tarde por whastapp
           Que voy, que no voy, que tal, que cual...
           Estábamos en una cafetería en una esquina muy discreta y no había casi nadie.
           Y llega Kendi. Está muy muy bueno, de cara bien.
           Nos presentamos y se sienta a tomar algo a mi lado, pero deja una silla en medio.
EPN : Sí.
          Muy muy bueno!😍
AB  : Hablamos un poco del yuyu (2) que le dio el otro día, nos reímos.
          Le digo que me gusta  mucho, él me dice que también y le digo:
          Pues siéntate más cerca que te quiero tocar.
          🙈🙈🙈
EPN : Siempre yéndote por las ramas.
          😂
          Mata Hari.
A.B : Jajajaja sí, es que si no la gente se dispersa mucho.
          Él encantado, se arrima como si fuéramos en un metro abarrotado,
          pone su pierna entre las  mías y empieza a sobarme los muslos.
EPN : Ah mira... No se cortaba... Qué bueno.
          Tocaba bien?
A.B :  Sí.
          Le digo que quiero comprobar la polla, llevaba bermudas y meto la mano por la pernera.
          Y llego XD, le iba retransmitiendo la jugada a mi marido jeje.
EPN : 😮😮😮
           Y bingo?
          Que cabrona eres con la tensión dramática. Tu talento de escritora me tiene en un ay.
A.B :  Muy gorda, empieza a crecer. Kendi estaba con suspiritos.
          A mí me daba que estaba exagerando, pero ahí estaba...
          En un momento dado se la saca por un agujero del pantalón.
          Como un falso bolsillo.
EPN : 😮
           Sigue perra (3)
           Jajajaja
           Que me tengo que poner a conducir!!!!!
A.B :  Calla! Que no podía!!!!
           Sigo.
           Y le veo la punta, gorda también, supernegra y muy buena también.
            Sigo acariciándole mientras hablamos y le halago, estamos concretando.
            A ver cómo vendrá a casa, si le mando algún perro para que le recoja...
            Yo venga a tocarle y él venga los suspiros.
            A todo esto yo iba sin bragas y mi marido me mete mano y le digo que no, se cabrea.
            Pero bueno, enseguida se le pasa.
            Es que no me fiaba porque es muy animal y pienso...
            me folla aquí mismo encima de la mesa!
            De repente Kendi (que no se llama Kendi sino Asim y no tiene 26 sino 32) (4)
            me pregunta por el baño.
            Antes había ido yo para pavonearme porque iba muy guapa y
            ahí sentada no se apreciaba.
            Y además quería ver a un camarero negro que había en otra cafetería
           (porque los baños son comunes para todas).
           Total, que coge Asim, se va al baño y tarda bastante.
           Y cuando vuelve habíamos quedado en que le llevábamos a casa en coche.
           Me monto detrás con él, le digo que se baje los pantalones.
           La polla sin erección ya es muy gorda y muy bonita.
           Asim no tiene ni un pelo en el cuerpo, la piel suave. Yo loca por verla bien dura.
           Me acordé de ti, a ver si endurece o es morcillona  y luego se lo cuento XD.
           Y le empiezo a pajear y él me mete dos dedos en el coño.
           Y así estoy un buen rato.
           Nada, se ponía un poco dura pero enseguida se le bajaba.
           Mi marido conducía, en un semáforo se gira, le coge la polla y dice:
           Uy! Aún está blanda!
           Asim todo avergonzado. Yo sigo, como un reto personal.
           No sé cuanto rato estuve.
           Toda mojada, diciéndole a mi marido, si se le pone dura le monto aquí mismo.
           Y no hubo manera. Que si los nervios, que si le podían ver los que pasaban...
           Yo alucinaba porque en la cafetería pasaba de todo
           y en el coche con parasoles tanto remilgo...
           Así que nada, se bajó en la esquina de su casa.
           Quedamos en vernos para follar en plan tranquilos y eso...
           En cuanto se bajó me dijo mi marido "si quieres te digo lo que ha pasado".
           Y yo le contesté "Ya lo sé".
           Que el GILIPOLLAS estaba a punto de correrse en el bar y se había pajeado en el baño!
EPN : Jajajajajaja
          Qué bueno
          🙈🙈🙈
AB   : Jajajaja menudo profesional!
EPN : Pobrecito.
A.B :  Tanto moco con que había estado con mucha gente famosa y blablabla.
EPN : No está acostumbrado.
           No tiene que ver con lo que él hace.
A.B : Ya imagino, cuando volvía del baño mi marido me dijo.
          Este está enamorado 😂😂😂.
          Y yo venga a calentarle la oreja en el bar...
          Se ve que se agobio por si se corría allí mismo.
EPN : Qué poco te duró el semental africano gigoló 😁.
A.B  : Aish... las apariencias engañan.
           Ahora bien, yo a ese me lo follo se ponga como se ponga.
          😁
EPN : Entonces no tenemos retorno de la dureza.
           Como sea morcillona me voy a ver obligado a hacer casting paralelo.
           O traerte al mulato que conocí yo.
A.B :  Claro, es que uno a uno tardo mucho.
           Necesito ayuda.
EPN : Jajajaja, lo que pasa es que a mi casting no van con la misma ilusión.
A.B :  Jaja, bueno, habrá de todo.
EPN : Me ha encantado tu relato. Se ha tenido que poner muy cachondo el amigo Asim.
           Será musulmán y estará circuncidado.
           Eso debería darle más aguante, pero le ha podido la cabeza. La de arriba digo 😊.
A.B :   Le daremos otra oportunidad 💗.
EPN : Claro!
A.B :   A lo mejor cojo esta conversación y la cuelgo. Si te parece bien.
EPN : Serve yourself.
A.B :  Lo que más me ha gustado es cuando me has llamado perra.
           Me he meado de la risa.
EPN : Jajajaja
          Sabía que lo apreciarias.
A.B : Jajaja sí, eres un irreverente.


(1) Kendi: Negro africano localizado en una página de contactos, 25 cm reales, cuerpo de infarto. En cuanto lo vi supe que era para mí. Parece ser que es profesional, de alto standing según él. Así que lo primero que le dije es que no pensaba pagarle.
(2) El yuyu de Kendi:  Un día que estuve por el centro le avisé para que bajara un momento, pasaba con el coche a verle y comprobaba si me gustaba. Al chico le dió un chungo, que eso no era forma de quedar, que le había hecho sentirse mal, que no era un objeto...
(3) Perra: Unos 20 minutos de pausa son los culpables de la impaciencia de EPN .
(4) La gente siempre diciendo la verdad por internet...
Leer más...

martes, agosto 08, 2017

Polvos a 20 duros.

En mi perfil de twitter no sigo a mucha gente pero sí muy variada. Algún sumiso que me cae bien, alguna Ama que lo mismo, activistas de relaciones liberales, feministas, desconocidos que han llamado mi atención, escritoras, artistas de cómic y prostitutas entre otros.
Es por eso que me enteré de que no hace mucho se había celebrado el día internacional de las trabajadoras sexuales. Es un día que aprovechan para reivindicar sus derechos como trabajadoras y exigir una regulación que las proteja, pero que acaba siempre con las mismas disputas entre los que defienden la prostitución y los que la condenan apelando (los más comedidos) a que nadie podría ejercerla por propia voluntad. La verdad es que entre los que intentan salvarlas y los que las condenan, estas mujeres acaban hasta los cojones y con razón.
Cuando de niña aprendí a usar el diccionario una de las primeras palabras que busqué fue PUTA. Aún recuerdo la definición que venía en el diccionario escolar.
"Mujer que comercia con su cuerpo"
Era un poco ambigua, porque en casi todas las profesiones se utiliza el cuerpo de una forma u otra.
Ahora acotan más su significado.
"Mujer que mantiene relaciones sexuales a cambio de dinero"
Si te pones a hilar fino todos somos prostitutos/as, solo hay que cambiar "dinero" por la moneda adecuada: Casa, coche, compañía,hijos, estabilidad, placer, estatus...
Las prostitutas profesionales me parecen las más honestas junto con las vocacionales. Entiéndase vocacionales como "Mujeres que mantienen relaciones sexuales a cambio de placer". Es un ojo por ojo, la ley más justa que jamás ha existido.
Relaciones sexuales a cambio de algo. Todo en la vida se puede reducir a una transacción mercantil, todos de acuerdo pues adelante.
Pero muchas veces los contratos son fraudulentos de inicio o se corrompen por el camino. Y muchísimas veces una prostituta vocacional termina follando por obligación, por cobardía y por dinero. Muy poco dinero, normalmente la tarifa es un sitio donde dormir, un brazo al que agarrar en las fiestas patronales, una figura junto al sofá mientras se cena cara a la tele, etc...
A veces las veo y las reconozco. Son numerosas, algunas son silenciosas, llevan su condición como un estigma, resignadas a una vida de servicio y sacrificio, una mentalidad de la Edad Media que les dice que aquí estamos de paso pero que además hemos venido a sufrir, el miedo es su característica principal. Miedo a la independencia, a empezar de cero y la cobardía a vivir. Otras son más escandalosas, organizan eventos y buscan satisfacción siendo las perfectas anfitrionas, mostrando lo perfectas que son en su perfecta casa, con su marido perfecto mientras por la noche duermen solas. Nunca se quitan su careta en público, la hipocresía es su seña de identidad. Solo ellas conocen su tristeza y sus miserias, morirán con ellas ocultas y las negarán ante San Pedro aunque les impida el paso por mentirosas. Otras son pequeñas urracas, cobran sus polvos a golpe de Visa, acumulan ropa, zapatos o joyas. Peluquería, retoques estéticos y cremas faciales que no logran ocultar su amargura bajo la capa de maquillaje. Parchean su vida con pequeños objetos materiales y la superficialidad es su marca.
Todas ellas están perdidas y atrapadas en sus vidas de mentira. Vendiendo su cuerpo, su presencia y su compañía por 20 duros. Esclavas de ellas mismas 24/7.
Las conozco bien, a todas. Les cabrea cualquier disidente, cualquiera que intente vivir una forma de vida diferente a la que ellas se han condenado a vivir. Condenan sexualidades alternativas, mentes alternativas, estéticas alternativas y todo lo que huela a libertad. Les cabrean hasta los anuncios de televisión en los que se ve gente feliz. Y cuando estás cabreada y mal follada no puedes aportar nada bueno a nadie. Las conozco bien porque fui una de ellas. Por eso las animo a quitarse las caretas, a quemar la cena, a vender las joyas y comprarse una moto, a mirarse de frente y reinventarse. Señoras, de esto se sale.

NO MÁS POLVOS A 20 DUROS.

A esas PUTAS es a las que hay que ayudar, regular y salvar.
Leer más...

martes, agosto 01, 2017

Historias de verano: El efecto dominó

Me desperté temprano a pesar de ser domingo. Con el Sol, es mi hora. Él dormía profundamente junto a mí, vestía solamente un pantalón corto de pijama. Yo estaba en bragas y sujetador de camiseta, estaba todo abierto pero cualquier ropa sobraba. Aunque a esas horas entraba fresco por la ventana llevábamos unos días que... joder que calor! Me dediqué simplemente a mirarle, cuando lo hago, por algún poder telepático se despierta en breve. Su erección mañanera era visible a través del pantalón y medio en sueños se rascaba y tocaba de vez en cuando. No tardaría en despertar.
Entonces algo me apartó de mi ensimismamiento.
Por la ventana además del fresco entraban ciertos sonidos rítmicos y guturales. Era el vecino de abajo. Me sorprendió, llevaba casi un año en la casa y aún no había oído follar a nadie. Ni a los de al lado con los que compartía pared del dormitorio ni a otros. Estaba segura de que el aislamiento de las paredes no era el culpable porque al de abajo, al de la puerta 6, le había oído roncar como si no hubiera un mañana. En invierno mucho, y en verano ni te cuento.
Me sorprendió y me agradó.
-Uh, uh, uh, uh...! .- Decía.
Me hacía gracia. Fíjate por donde el rancio y doña perfecta aún tenían tiempo y ganas de follar un domingo por la mañana temprano. En ese momento la oí a ella, se había acompasado al ritmo que marcaba su marido y ahora gemían a dúo.
-Ah, ah, ah, ah...!.- Su voz era aguda, bastante escandalosa. Era reconfortante saber que la gente follaba aunque fuera muy de vez en cuando, ya les podía mirar a los ojos sin sentirme un bicho raro.
Comencé a excitarme cuando subieron el ritmo, el cabrón aguantaba bastante, ella gritaba un poquito más alto y más espaciado. Deslicé mi mano debajo de las bragas, acariciándome mientras miraba a mi marido y pensaba "no te lo vas a creer, la gente folla! Tú que decías que la gente no folla una mierda..."
Por la intensidad me la imaginaba a cuatro patas, despeinada y con cara de puta , él empeñando fuerte, haciendo vibrar el culo gordo de ella en plan gelatina con cada embestida. No eran cuerpos 10, eran personas normales, lo cual le daba un morbo añadido a este porno casero del que disfrutaba en solo audio.
Me entretuve con mi clítoris, mojándolo con un poco de saliva primero y con mis propios fluidos después. Me metía el dedo bien dentro para empaparlo, primero uno, al poco necesité dos. A continuación me acariciaba con mis dedos lubricados, sin prisa, pringando todo el coño por fuera. Cuando se secaba volvía a por más, ambas partes me resultaban placenteras, empapar y restregar. Cerraba los ojos y escuchaba sus voces frenéticas y primarias. Ella gritó dos o tres veces bien alto. Se corría la puta con contracciones bestiales, cayendo desplomada en la cama con el culo en pompa esperando a que él terminara y le llenara el coño de leche. El cabrón no tardó en acelerar el ritmo y correrse también, ella en silencio recibiendo la corrida, él a grito pelado soltándola. Vaya par de escandalosos, últimamente solo me follaba cabrones silenciosos y oír a un tío gritón y desatado me puso muy perra, jamás hubiera dicho que los estirados estos se corrían en plan animal.
Decidí dejar mi paja a medias y esperar a que se despertase mi esclavo más amado. Al poco rato, en cuanto lo hizo le conté la noticia.
- Por aquí -dije señalando la ventana- estaban follando.
- Ah sí?
- Sí sí, pero bien, gritos y todo. Creo que es el de los ronquidos.
- Mu bien.- Se fue al baño a asearse y tomar una ducha.
Entonces los oí de nuevo. Hoy debía ser su día loco, debían estar sin niños o de aniversario. Volvían  a estar follando. Ella se había venido arriba en su nueva faceta de guarra y lo había empalmado con una buena mamada, había que aprovechar que su marido estaba envalentonado y gracias a Dios no se había dormido inmediatamente después de correrse. Ahora, después de comérsela y ponérsela bien dura le había montado y le cabalgaba frenénicamente. Su hermoso y abundante culo subía y bajaba, sus tetas le rozaban la cara y él incorporaba la cabeza para alcanzar con su lengua a chupar los pezones, uno y otro. Lo estaban dando todo, como tiene que ser. Entonces me di cuenta de algo que me chirrió como la aguja de un tocadiscos al quitar el vinilo a lo bestia. El "ah, ah, ah, ah..." agudo ahora era un "aaaaah, aaaaaah , aaaaaah..." grave. No eran ellos. Debían ser los del segundo que se habían animado como yo, al oir el espectáculo.
Vaya vaya, la casa se estaba convirtiendo en Sodoma y Gomorra.
Estos también eran escandalosos, parecían competir en un concurso llamado "A ver quien lo hace mejor" y el gemidómetro era el aparato que medía la intensidad del polvo que estaban echando.
Al poco rato salió mi marido del baño.
Yo estaba ilusionada como una niña que sale del circo.
- Los has oído, los has oído? Estos eran otros!!!
- Sí.
Su cara ya mostraba ese gesto de cabrón que está pensándose si te va a follar por el coño o por el culo, sabía que no tardaría en entrar en la competición, quien podría resistirse a una mañana de sexo en grupo a distancia?
Cerró la puerta de la habitación y echó el pestillo.
- A cuatro patas.
Yo sonreí pícara, me encantaba que sobraran las palabras entre nosotros.
- Sin preliminares ni nada?- Estaba empapada pero nunca he podido resistirme a tocar un poco las narices.
- Sin preliminares ni ostias. Te voy a follar el coño y después el culo.
(Amén)
Me incorporé de un salto y me acerqué de rodillas, dispuesta a empalmarle con unas caricias mientras le morreaba.
- A cuatro patas, quiero empalmarme en el coño.
El cabrón estaba en plan dominante, cuando se pone así hay que dejarle. Dejarle y disfrutar.
Aún no me había colocado para recibir su polla cuando volví a oir a los del tercero.
- Uh, uh, uh, uh...
- Ah, ah, ah, ah...
La competición se ponía interesante, se habían picado.
Enseguida pude notar la polla entrando a medio empalmar y en tres embestidas dura como una piedra.
Los de abajo seguían con sus gritos.
- Me pone oirla gritar.
- A esa se la están follado dos.- Decía mi marido.
- Más quisiera ella.- Dije yo. No me gustaba la posibilidad de no ser la más guarra de la finca, que cojones, me lo había ganado a pulso.

Estaba tan excitada que me corrí en un minuto, me tapé la boca con la mano para que no me oyeran porque...  me pareció más elegante no entrar a puntuar en el gemidómetro con los vecinos, te pueden estar follando como a una puta sin perder la soberbia. Y siguiendo su plan, mi esclavo más amado sacó su polla del coño aún palpitante para meter la puntita poquito a poco en mi culo. En unos segundos lo tuve bien dilatado (aún recuerdo cuánto le costó follármelo, pero esa es otra historia). Empezó a empeñar con furia mientras yo me pajeaba el coño, metiéndome los dedos y recordando algún que otro día, en el que tenía una enorme polla negra en el coño y la suya en el culo (pero eso también es otra historia). Pensé que me faltaba un perrito tumbado, comiéndome el coño para que yo no tuviera que mover un dedo, pensé que podían haber subido los del tercero, que le podía comer la verga al vecino, mientras le dejaba la pollita de mi perro a la vecina para que jugara con ella.
Me arrancó un segundo orgasmo, me lo arrancó él y se lo dediqué a mi negro, al cabrón de abajo, a mi perro y a la guarra. Y cuando me notó cansada y saciada sacó su polla y se pajeó hasta correrse en mi espalda arqueada.
Al poco desayunamos como unos campeones, era una buena forma de empezar el domingo, los vecinos siguieron follando toda la mañana. "Esta gente no respeta el descanso ni nada!" Ya me mosqueaba esta pasión inusitada y repentina, como tuviéramos que competir así a diario me iba a poner en forma. Hasta que me di cuenta de varios detalles que hicieron que todo encajara con una triste lógica aplastante.
El tendedero protegido, las persianas bajadas, las ventanas cerradas...  Parece ser que alguien había entrado de incógnito y se había dado un homenaje con a saber quien. En cualquier caso los amantes habían animado el patio de luces de esta mi comunidad, llenando, sin querer, los dormitorios ajenos de lujuria y diversión.
Moraleja: Si dejáis las llaves a alguien para que os riegue las plantas no olvidéis cambiar las sábanas a la vuelta de las vacaciones.
Si es que en todos los sitios cuecen habas.


Leer más...